Cut Up Studio | Daniel Gil, Alianza editorial
Cut Up Studio Barcelona. Estudio creativo de animación y motion graphics; especializado en vídeos corporativos, vídeos promocionales y videoclips animados.
Cut up studio creativo animación motion graphics, estudio creativo, Daniel Gil, Alianza editorial, cut up estudio creativo, cut up postproducción, postproducción barcelona, posproducción barcelona, productora audiovisual barcelona, vídeos promocionales, vídeo corporativo, cut up vídeo promocional, motion graphics, animación, videoclip, lyric video, Cut up estudio ideas frescas, Cut up ideas únicas, Cut up ideas innovadoras
22765
post-template-default,single,single-post,postid-22765,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6.1,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11,vc_responsive

Daniel Gil, Alianza editorial

Ha sido el diseñador de cubiertas de libros más conocido del país, por sus famosas portadas para la editorial Alianza.

Nacido en 1930, estudió Bellas Artes y su primera vocación se desarrolló en el ámbito de la pintura y las artes visuales. Su contacto con la legendaria Escuela de Diseño de Ulm, en los años cincuenta, afectó a Gil de forma positiva. Sus diseños se caracterizan por su sutileza, inquietud, de gran rigor compositivo, tipográfico y fotográfico. Siempre impecables a lo largo de 30 años. Influenciado por  maestros como Max Bill, Maldonado, Aicher, Vanterloo o Gugelot.

En Ulm conoció  el espíritu de la Nueva Bauhaus, lema repudiado por los directores y profesores de Ulm, pero que influyó decisivamente en la obra de Gil. Para la editorial Alianza ha realizado más de dos mil cubiertas de libro de bolsillo.

Utilizó el papel couché, el célebre martelé para sus cubiertas, y con todo ello proporcionó el éxito de la editorial y la envidia de los demás editores. Todos aspiraban a imitar la obra de Gil con sus fotografías a color de naturalezas muertas a ser posible. Sus cubiertas también se caracterizaban por esos limpios pintados y ensamblados objetos que fueron colocados con precisión ulmiana en las portadas de Alianza acompañadas de fotografás del fotógrafo Francisco Ontañón.

Sus portadas eran con frecuencia una impresionante reflexión artística acerca del libro que se escondía debajo de ella. Diseñó 4000 cubiertas, y entre esas cuatro mil hubo de todo: desde la más humilde que reciclaba una foto o una pintura para ponerse al servicio de la obra, hasta la recreación personal más extraña, elegante e inteligente de un texto literario que Gil  presentaba envuelta en su arte.

Según Humberto Peña: “en Gil hay algo muy ibérico en su búsqueda del objeto, lo que hace recordar a otros grandes españoles: a Juan Gris en su depurada relación formal y el acabado técnico; a Dalí en el viaje hacia el psicoanálisis y la paradoja; a Buñuel en la crueldad y la ironía corrosiva”.

Desde que Gil abandonó Alianza, la estética editorial se deterioró mucho. Hace poco tiempo falleció y como él mismo decía: “La cubierta de un libro es como un cuadro”.

Entre otros trabajos destacados, encontramos el símbolo gráfico del Museo Thyssen-Bornemisza o la portada del Palacio de Villahermosa.

Enlaces relacionados:

www.flickr.com

www.alianzaeditorial.es

 

Síguenos en facebooktwitter, vimeo, behance, linkedin, instagram y domestika.

Sin comentarios

Publica tu comentario